Cómo organizar mejor la formación de catequistas sin perder ningún detalle


Tu corazón sabe que no es lo mismo la vida sin él, entonces eso que has descubierto, eso que te ayuda a vivir y que te da una esperanza, eso es lo que necesitas comunicar a otros.

Papa Francisco, La alegría del Evangelio, n. 121.

 

 

En ocasiones anteriores hemos hablado sobre los conceptos y los 3 saberes de la catequesis, pilares que en Dabar consideramos esenciales para la formación de los mejores catequistas. En esta ocasión queremos facilitarte algunas herramientas que son parte del saber hacer para que hagas una excelente planeación y ayudes a tu equipo de futuros catequistas en su proceso formativo. ¡Adelante!

La dosificación anual, la hoja de planeación y la guía de autoevaluación son tres herramientas básicas para llevar adelante tu tarea de compartir la fe de manera organizada y sistemática, como lo indica el Directorio General de la Catequesis (DGC); con los niños, con los jóvenes o con personas interesadas en profundizar su fe.

¿Por qué estas 3 herramientas?

La dosificación anual te permitirá tener un panorama general del curso; es como hacer un vuelo de reconocimiento para tener una visión panorámica de todo lo que se va a estudiar (temas, conceptos, actividades, tiempos). Así te entusiasmarás con este plan.

El plan de encuentro te ayudará para dirigirte a lo nuclear de cada tema y generar dinamismo, creatividad e interés en los participantes. Esto te servirá también a la hora de evaluar el proceso de formación en la fe, qué conceptos, procedimientos y actitudes quieres que los catequistas o los niños adquieran y reflejen en su vida diaria.

Finalmente, la plantilla de autoevaluación para el catequista es una herramienta que está pensada para corroborar que estás aprendiendo todo lo necesario. Esta plantilla te servirá en tu proceso de formación y cuando te encuentres frente a un grupo como un catequista altamente preparado. ¿Lo haces bien, pero puedes hacerlo mejor? Siempre es posible mejorar, hacerlo más dinámico, más divertido, más significativo. Al final del día todos aprenderemos mejor y seremos un poquito más felices.

¿Te agrada la idea? Vamos a revisar a detalle cada una de estas herramientas para que empieces a utilizarlas ya mismo.

Dosificación anual

La dosificación anual es una herramienta de acompañamiento que nos ayuda a visualizar o planear los tiempos necesarios para cubrir los temas que se enseñaran en cada curso. Esta planeación pretende ser de utilidad para profesores y alumnos con la intención de esclarecer el tiempo necesario para cada tema, las sesiones que estos necesitan y los resultados mínimos esperados.

Cuando te encuentres planeando las sesiones para la formación de tu equipo de catequistas, te será muy útil presentar en una dosificación anual todas las enseñanzas necesarias para formar a los futuros catequistas; ellos también se verán beneficiados de este documento porque entenderán la importancia de cada sesión de trabajo y las metas que deben ir logrando con cada  tema.

En el archivo Excel “Dosificación MochilaC” te dejamos una propuesta de cómo planeamos en Dabar el proceso de formación de catequistas a 2 años con nuestro método “Mochila Catequística”. El tema que desarrollamos es “Somos hijas e hijos de Dios”, corresponde a la dimensión del Ser y es el módulo Antropología Cristiana. Después de cada tema, hemos apuntado los momentos de cada encuentro: Somos (la realidad, la vida), sabemos (los conceptos), sabemos hacer (el cómo o procedimientos) y, finalmente, los recursos usados o aprendidos en cada tema y los aprendizajes esperados.

Recuerda que esto es una sugerencia, pero lo mejor es adaptar los tiempos y horarios a la necesidad de tu comunidad. ¡Anímate a preparar los demás temas!

Plan de encuentro

La plantilla del encuentro es un apoyo didáctico que te permite dejar claro el contenido, las actividades y los tiempos que vas a compartir con tus catequistas en cada sesión. Esta herramienta es la ayuda ideal para planificar cada clase o encuentro para que no pases por alto ningún concepto clave en la formación de los catequistas.

En el sistema que propone Dabar de formación cristiana, cada paso de estudio refuerza el principio de interacción fe-vida y sugiere actividades que refuerzan los distintos momentos del pensar, de celebrar y vivir mejor la fe. ¿En qué consisten estos pasos del encuentro? Aquí te lo platicamos.

En el archivo adjunto “Plan de encuentro” podrás ver un ejemplo de una sesión de trabajo con nuestro Sistema de Formación Catequética “Mochila catequística”, con el tema “La oración cristiana”, el cual te puede orientar para dar estructura a tus encuentros y garantizar que se cubran todos los objetivos o aprendizajes.

¿Cómo completo el formato? Básicamente debes tener a la mano el cuadernillo a estudiar; luego haces una lectura de cada apartado y anotas en cada momento, a manera de síntesis, las ideas clave. Esto te permitirá saber qué vas a hacer en cada paso del encuentro, en qué momento leer la Biblia, qué actividades hacer en equipo, y qué dinámicas refuerzan los aprendizajes.

Lo más importante es que sabrás perfectamente de dónde partir y a dónde quieres llegar. Te recomendamos que simules con anterioridad cada actividad para saber el tiempo que te tomará cada una en el encuentro. ¿Qué te parece? Muy práctico, ¿verdad?

Plantilla de autoevaluación para el catequista

Como apuntamos más arriba, esta plantilla está pensada especialmente para ti, catequista, porque queremos ayudarte a seguir aprendiendo de tu práctica. Es lo que en el ámbito educativo se le conoce como “metacognición”; en forma de pregunta podría ser: ¿La forma como enseño es la mejor? o ¿cómo sé que mis alumnos están aprendiendo? Este ejercicio puede ayudarte a hacer mejor tu trabajo y, quizá, ¡hasta gozarlo! ¿No te parece mejor?

Los aspectos fundamentales a evaluar después de cada tema, en tu formación o cuando eres responsable de un grupo, son:

La evaluación hace énfasis en 3 aspectos: conceptos, procedimientos y actitudes o valores. Estos aspectos responden a los 3 saberes que pide el DGC. La idea es que el catequista tenga una educación integral en la fe. Poco a poco la persona irá descubriendo que la fe es la que va haciendo la síntesis de su vida. En su experiencia irá descubriendo que a mayor cercanía e intimidad con Jesús, mayor integración y un mejor servicio a la comunidad.

En nuestro sistema “Mochila catequística” la evaluación se encuentra al final de cada cuadernillo de trabajo y en la guía del coordinador se recomienda:

  1. Hacerla en casa
  2. Resolverla a cuaderno abierto
  3. Poner una calificación

En el archivo adjunto “Autoevaluación” te hemos dejado un ejemplo y la plantilla para que apliques la evaluación entre los catequistas. Nosotros hemos trabajado sobre el cuaderno 3 del Sistema de Formación de Catequistas “Mochila catequística” para que te guíes en la elaboración de tus evaluaciones. Seguro te será de utilidad.

Si empleas esta herramienta los catequistas en formación tendrán mucho que compartir entre ellos y con el grupo, y lo mejor es que ninguno copiará. Todos los aportes serán únicos y nutrirá mejor los encuentros con vivencias personales. ¿Qué opinas? Nos ayudaría mucho que nos compartieras tus aprendizajes.

Completa el siguiente formulario y descarga tus herramientas ¡TOTALMENTE GRATIS!

36 Comentarios. Dejar nuevo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Tienes que aprobar los términos para continuar